Enfermedad de la Peyronie – 3ª Parte

Para seguir exponiendo datos sobre el Peyronie o Curvatura de Pene en erección, (datos recopilados en el Registro Nacional de esta Enfermedad), la mayoría de los pacientes tiene curvaturas de pene hacia arriba, es decir, dorsales seguidas de curvaturas laterales. Solo un 5% de los casos tienen curvaturas ventrales (hacia abajo).

En la primera visita y dependiendo del tiempo de inicio de la enfermedad se puede proponer un tratamiento. Hay un tratamiento que ha sido utilizado mucho tiempo como son los complejos vitamínicos (la vitamina E) que no han demostrado eficacia real. A lo largo de la historia se han utilizado decenas de tratamientos médicos diferentes que han sido ineficaces. Resulta muy difícil pensar que un tratamiento oral pueda eliminar la placa localizada en el pene.

En las fases agudas del proceso, se pueden recetar fármacos antifibróticos (Pentoxifilina) combinados con fármacos para la erección que pueden ayudar a ralentizar el progreso de la enfermedad. Además, permitirán potenciar los ejercicios de modelling en el pene para intentar modelar la zona de curvatura. Estos ejercicios tienen el objetivo de impedir que la curvatura de pene progrese o incluso, en algunos casos, mejorar la curvatura adquirida. Se deben realizar de forma constante y varias veces al día. Con el pene en flacidez, se debe realizar un “estiramiento del pene” utilizando como base de apoyo la zona donde está la placa o por donde se curva el pene y se mantiene esa tracción, durante al menos 30 segundos.

El otro ejercicio se realiza cuando el paciente tiene una erección espontánea; en este caso, se intentará estirar y doblar el pene en sentido contrario a la curvatura durante al menos 30 segundos.

Su urólogo supervisará la primera vez si lo realiza adecuadamente porque muchos pacientes no los realizan de manera correcta.

En el año 2016, se aprobó en Europa el único tratamiento médico para esta patología: el Xiapex o colagenasa. Este producto se inyecta dentro de la placa causante de la curvatura produciendo una destrucción parcial de la misma. Se deben administrar varias inyecciones en días diferentes. Al finalizar, el paciente deberá realizar toda una serie de ejercicios para modificar la curvatura. En los estudios publicados, se puede reducir la curvatura unos 15-20º.

Otro tratamiento ampliamente utilizado son los extensores de pene que pueden modificar la curvatura del pene pero que suelen ser muy difícil de utilizar el número de horas necesarias. El concepto consiste en ejercer una tracción continua en la zona de la curvatura. En mi opinión, su diseño no está logrado porque muchos pacientes los dejan de utilizar por su incomodidad y dificultad de utilizar. Se recomienda que se lleguen a utilizar unas 6 horas al día con períodos de descanso cada hora y además, no se deben utilizar para dormir.

Por último, en los casos en que la curvatura sea importante, la cirugía es la solución para la resolución definitiva de la misma. Hay muchas técnicas; las técnicas más sencillas actúan sobre el lado largo de la curvatura sin actuar sobre la placa y tienen buenos resultados pero con el inconveniente de la disminución de la longitud de pene. En los casos complejos, la cirugía sobre la placa es más compleja y se actúa sobre el lado corto de la curvatura por lo que se debe levantar el paquete vasculonervioso del pene que se sitúa en la parte superior del mismo. Si la erección es deficiente, se debe combinar con una prótesis de pene.

Visite a un experto en estas cirugías para obtener los mejores resultados.

Cerrar menú