• Unidad especializada en el diagnóstico integral y tratamiento de la disfunción eréctil.
  • Experto en la rehabilitación de los cuerpos cavernosos del pene tras la cirugía radical de próstata o cáncer de próstata.
  • Unidad con ondas de choque de baja intensidad. Tratamiento no invasivo e indoloro.
  • Experto en la cirugía con Prótesis de Pene. Alto porcentaje de satisfacción entre los pacientes operados.

Prótesis de Pene

Prótesis de Pene y Disfunción Eréctil.

 

Los pacientes que no obtienen buena respuesta a los medicamentos o a las inyecciones intracavernosas tienen la magnífica opción de tratarse con una prótesis de pene.

Las prótesis de pene constan de 2 cilindros que se introducen quirúrgicamente en los cuerpos cavernosos del pene. Es un tratamiento irreversible y solo se deben colocar cuando se han probado todas las opciones anteriores.

Las prótesis más modernas o de 3 componentes constan de los cilindros que se introducen en los cuerpos cavernosos, un reservorio donde se aloja el suero que se comunica con los cilindros para hinchar la prótesis y una bomba que se coloca en el escroto, entre los testículos, que permiten accionar la prótesis.

El funcionamiento de una prótesis de pene es sencillo: el paciente aprieta la bomba ( que es como “una pelota pequeña de plástico”) que está situada entre los testículos y abre el reservorio con líquido que está situado en el abdomen ( es como una bolsa de pequeño tamaño que se rellena de suero); al abrir el reservorio, el líquido del mismo se traslada a los 2 cilindros que están introducidos en los cuerpos cavernosos del pene que se rellenan y por tanto simulan una erección. En este proceso, el glande no se rellena porque parte de él no tiene cuerpo cavernoso. Ninguna de los componentes de estas prótesis de pene se puede ver cuando el paciente está desnudo.

Disfunción-Erectil y tratamiento con prótesis de pene
Disfunción-Erectil y tratamiento con prótesis de pene
 
La anestesia de esta cirugía suele ser raquídea, es decir, de cintura para abajo y el tiempo de ingreso es de 1-2 días. Tras la cirugía, se aconseja que el paciente no utilice la prótesis durante 6 semanas.

Los mayores riesgos de esta cirugía son la infección de estos dispositivos o un fallo mecánico de las mismas que pueden obligar a su extracción. Las tasas de infección suelen ser muy bajas y están en el momento actual por debajo del 3%. En el caso de producirse, la única opción es la retirada de la prótesis.

Es característico de sospecha de infección de una prótesis cuando el dolor en el pene o en escroto no mejora o va aumentando con los días, que la zona quirúrgica esté roja o inflamada, fiebre persistente o que la herida siga supurando durante más días de lo habitual.

Las prótesis de pene maleables constan de 2 cilindros semi-rígidos de silicona que se manejan de forma manual, doblando el paciente estos cilindros para poner el pene recto para la penetración. El paciente está en erección continua pero puede doblar el pene según sus necesidades. Para algunos pacientes, esta situación puede resultarle incómoda por lo que debemos avisarle siempre antes. También esta opción es buena en pacientes con problemas de movilidad en las manos que pudiera resultar en hacerles difícil inflar una prótesis de 3 componentes.

SATISFACCIÓN CON PRÓTESIS DE PENE

En un reciente artículo que escribí sobre satisfacción con las prótesis de pene, hice mención del artículo publicado en el “Journal of Sexual Medicine” que describe que la mayoría de los hombres operados se mostraron “muy satisfechos” (62%) y “satisfechos” (17%) a diferencia de un 11% que respondieron estar muy insastifechos.

La mejoría de la función eréctil y sexual, el hecho de conseguir la penetración vaginal, el aumento de su auto-estima y la mejoría de la relación con su pareja eran los principales motivos para su alta satisfacción.

La disminución en el tamaño del pene, expectativas no cumplidas, erección no natural, eyaculación retardada, mal funcionamiento de la prótesis y factores de la pareja fueron los principales motivos del pequeño grupo de no satisfacción de pacientes operados.

La conclusión es que los niveles de satisfacción en relación con esta cirugía son muy elevados con un impacto muy positivo en la esfera psicológica y sexual de los hombres.

 

Puntos a Recordar antes de una Prótesis de Pene.

  • Los problemas de erección pueden ser un signo de problemas de salud.
  • Un médico puede ayudarlo a resolver sus problemas de erección.
  • Fumar, tener sobrepeso, beber demasiado alcohol y no hacer ejercicio, pueden contribuir con los problemas de erección.
  • La mayoría de los casos de disfunción eréctil tienen una causa física, pero el asesoramiento puede ayudar a las parejas a fortalecer su relación.
  • Muchos hombres pueden tomar una pastilla para tratar la disfunción eréctil. De todos modos, estos hombres deben tratar los problemas de salud que causaron la disfunción eréctil.
  • Tomar una pastilla no da resultado para todos los hombres.
  • Los hombres que toman cualquiera de los medicamentos llamados nitratos no deben tomar una pastilla para tratar la disfunción eréctil.
  • Los tratamientos adicionales para la disfunción eréctil incluyen inyecciones, un dispositivo de vacío y un implante quirúrgico.

Otros Tratamientos para la Disfunción Eréctil.

 

Los anillos constrictores son unos anillos de goma que se colocan en la base del pene cuando se ha conseguido la erección e impiden la pérdida de sangre o fuga. Pueden ser útiles solos o en combinación con medicación para prolongar la erección.  Es importante que el anillo en la base del pene se saque a los 15-20 minutos de su colocación para evitar efectos como hematomas o necrosis cutánea.

Los dispositivos de vacío son unos aparatos que originan una succión de la sangre rellenando los cuerpos cavernosos; tras conseguir la erección, se coloca un anillo en la base del pene para evitar la pérdida de sangre venosa. Son también útiles para realizar ejercicios para mejorar la capacidad vascular del pene.

Los dispositivos de vacío producen una erección con sangre venosa por lo que pueden producir un pene frío o incluso de un color más azulado. El anillo se debe retirar máximo a los 30 minutos de su colocación porque la sangre que hay dentro del pene es venosa con bajos niveles de oxígeno. No se deben utilizar anillos de metal o muy duros porque en algunas ocasiones, el paciente ha debido acudir a urgencias para poder retirarlos. En los pacientes con trastornos de la coagulación no son aconsejables la utilización de estos dispositivos.

Estos dispositivos, bien utilizados, tienen altas tasas de eficacia pero las cifras de satisfacción varían mucho entre pacientes presentando una alta tasa de abandonos. Los efectos secundarios más frecuentes son: dolor, hinchazón del pene y pequeños hematomas. También pueden producir dificultad para eyacular.

Disfunción-Erectil tratamientos

Novedades Artículos de Disfunción Eréctil.

Cerrar menú