• Experto en cirugía reconstructiva y plástica de pene.
  • Estudio avanzado y funcional de las enfermedades del pene.
  • Ecografía Doppler dinámica de pene de alta resolución.
  • Elastografía para medición de la dureza de la placa en Peyronie.
  • Larga trayectoria con cirugías complejas de pene.
  • Atención integral hasta la resolución completa de todas las patologías.

Trombosis venas dorsales del Pene

ROTURA Y TROMBOSIS DE LA VENA DORSAL PROFUNDA DEL PENE

La ruptura de la vena dorsal del pene puede parecer una fractura de pene, pero no suele existir deformidad en berenjena ni detumescencia inmediata, ya que la túnica albugínea está intacta.

Hematoma en la base del pene con glande normal

En el 8-16% de los casos en los que hay clínica de una fractura de pene, la causa de la clínica es una lesión de la vena dorsal. Las lesiones de los vasos dorsales del pene requieren exploración quirúrgica urgente para descartar una fractura de pene así como para prevenir complicaciones a largo plazo, incluyendo la infección del pene y la fascitis necrosante de un hematoma no evacuado.  

La trombosis de la vena dorsal superficial o profunda del pene es una emergencia urológica poco frecuente que puede simular una fractura de pene. Ecográficamente, se observa una vena dorsal no compresible asociada o no a un hematoma.

ENFERMEDAD DE MONDOR. TROMBOSIS VENOSA SUPERFICIAL DEL PENE

La enfermedad de Mondor es la trombosis de la vena dorsal superficial del pene. No es común y su evolución es buena sin producir repercusión en el paciente.  El pico de mayor edad de presentación se da en hombres de 20-45 años y es característico que se produzca después de un relación sexual prolongada. Se debe a traumatismos mecánicos intensos y repetidos sobre el pene

Los pacientes describen un cordón que se palpa en el dorso del pene y suele ser doloroso. Esta entidad evoluciona en tres estadios: agudo, subagudo y de recanalización. La fase aguda se caracteriza por dolor en la zona de la trombosis que puede acompañarse de fiebre.  Con los días, el dolor tiende a desaparecer. A las 6-8 semanas como mínimo, se recanaliza la vena con desaparición del trombo. Este último período puede durar 2-3 meses.

Otras causas de esta situación pueden ser trastornos de la coagulación, tumores o infecciones.

El diagnóstico se puede realizar mediante una ecografía doppler de pene que objetiva la ocupación de la vena dorsal superficial por un trombo con un aumento de su tamaño y reducción o ausencia del flujo venoso

A la exploración, se puede apreciar un cordón duro y doloroso en el dorso del pene.

El tratamiento se basa antiinflamatorios, analgésicos y crema heparinizante y/o heparinas subcutáneas. Se utilizarán antibióticos si hay signos de infección de la piel. La gran mayoría de los casos se recupera totalmente. En pocos casos, es necesario realizar una cirugía como una trombectomía o cirugía de la vena dorsal superficial.

Novedades Artículos de Pene.

Cerrar menú