Fracturas de pene y Navidad

Fracturas de pene: el precio de una feliz Navidad

 

Las fracturas de pene consisten en la rotura de la túnica albugínea que rodea los cuerpos cavernosos -ya que el pene no tiene huesos- y suelen anunciarse con un crujido audible seguido de dolor intenso, rápida detumescencia -pérdida rápida de la erección-, hinchazón y formación de un hematoma del cuerpo del pene debido al sangrado debajo de la piel. A veces (25% de los casos), la uretra también está dañada y se puede ver sangre a través de la uretra.

Una fractura de pene ocurre con el pene erecto. Durante la erección, el miembro aumenta de tamaño debido a la sangre que penetra en dos estructuras cilíndricas que son los cuerpos cavernosos del pene y si se dobla de repente se puede romper el revestimiento exterior de una de las dos estructuras cilíndricas, la túnica albugínea.

El traumatismo se produce con más frecuencia durante una relación sexual al golpearse contra la pelvis cuando sale de la vagina, debido a una flexión forzada del pene o por una masturbación agresiva.

¿Podría ser la Navidad un factor de riesgo para las fracturas de pene debido al espíritu navideño relacionado con la intimidad y la euforia de estos días tan alegres? Esta pregunta es la que se han hecho Nikolaos Pyrgidis, Michael Chaloupka, Yannic Volz, Paulo Pfitzinger y Maria Apfelbeck, quienes han desarrollado el primer estudio que sugiere una estacionalidad en la incidencia de fracturas de pene y han llegado a la conclusión de que la incidencia de las fracturas de pene muestra una estacionalidad y que se producen con mayor frecuencia en Navidad.

Los investigadores evaluaron la incidencia de fracturas de pene durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo a través del GeRmAn Nationwide inpatient Data (GRAND) del Research Data Center de la Oficina Federal de Estadística (Wiesbaden, Alemania), es decir, pacientes hospitalizados en Alemania, concretamente un total de 3,421, y evaluaron el impacto de COVID-19 en las fracturas de pene y su estacionalidad.

Una fractura de pene requiere atención médica urgente. Por lo general, la lesión se puede diagnosticar con un examen físico, pero es posible que se necesiten pruebas adicionales, como una ecografía. Normalmente, se recomienda llevar a cabo rápidamente una reparación quirúrgica. “La mayoría de los pacientes se tratan con exploración quirúrgica directa y reparación de la rotura de la túnica albugínea (y la lesión uretral si estuviera lesionada) para minimizar la formación de fibrosis y reducir el riesgo de disfunción eréctil secundaria y curvatura del pene o Enfermedad de La Peyronie ¨, exponen los investigadores.

El en trabajo se constata que las fracturas se suelen producir durante “una relación sexual agresiva con posturas sexuales inusuales”, y se cita como ejemplo la vaquera invertida (la persona de arriba se sitúa de espaldas, mirando hacia los pies de la que está abajo), y “con mayor probabilidad durante las relaciones sexuales en escenarios poco convencionales (relaciones extramatrimoniales, lugares inusuales)”].

Del total de 3.421 hombres de entre 32-51 años que tuvieron una fractura de pene que requirió una estancia hospitalaria entre 2005 y 2021, 2.605, es decir, el 76%, fueron sometidos a corrección quirúrgica de su fractura de pene.

En momentos de relax

“Según nuestros análisis, las fracturas de pene se producen en periodos en los que las parejas disfrutan de momentos de relax, como Navidad, fines de semana y verano. Aunque, por supuesto, no podemos recomendar no mantener relaciones sexuales durante estos periodos, nuestros hallazgos hacen sonar la alarma”, según se comenta en la investigación, en la que se añade que los hallazgos “exigen a las parejas que reduzcan el «sexo salvaje» durante los momentos de relajación para reducir el riesgo de fracturas de pene. Curiosamente, el periodo de Nochevieja no se asoció con un mayor riesgo de fracturas de pene. Pero esto podría atribuirse al hecho de que la Nochevieja no se celebra tanto en Alemania y a que los mercadillos de Navidad cierran para esa fecha.

Además, el domingo fue el día de la semana con más ingresos de pacientes, seguido del sábado, lo que pone de manifiesto que los hombres que mantienen relaciones sexuales el sábado por la noche son los que presentan un mayor riesgo de fracturas de pene, seguidos de los que lo hacen el viernes por la noche. Por el contrario, parece que tanto la pandemia de COVID-19 como su estricto periodo de confinamiento no repercutieron en la incidencia de fracturas de pene en Alemania. Además, la incidencia de fracturas de pene parece haber permanecido estable durante las dos últimas décadas en Alemania.

Las fracturas de pene no sólo pueden producirse en escenarios no convencionales, sino también en casos de mayor actividad sexual, como las vacaciones, según se desprende de este trabajo, en el que se asegura que la Navidad se asoció con un 43% más de fracturas de pene.

Por otra parte, la edad media de 42 años entre los hombres con fractura de pene sugiere que, a pesar de la opinión pública predominante, los hombres jóvenes podrían ser especialmente prudentes durante las relaciones sexuales.

Con todo, los investigadores recomiendan: “Este año, para ahorrarnos las lágrimas, NO haremos algo especial durante nuestras relaciones sexuales”.

Dr. François Peinado Ibarra
Cirujano-Urólogo & Andrólogo

Hospital Quirón Ruber 39. Madrid
Olympia Medical Center-Torre Caleido. Madrid
Centro de excelencia en la cirugía reconstructiva y plástica del pene

www.doctorpeinado.com
doctorpeinado@gmail.com

Foto de Mohamed Nohassi en Unsplash