Causas de baja testosterona

La testosterona tiene un papel básico en la vida de un hombre. Esta hormona es la responsable de muchas características masculinas como son el vello facial, una voz más profunda, el deseo sexual, las erecciones o la producción de esperma. Cuando un hombre tiene niveles bajos de testosterona, su libido (deseo sexual) puede caer en picado, junto con otros aspectos de su función sexual.

La testosterona va disminuyendo a medida que el hombre envejece. ¿Y qué se puede hacer para mantener sus niveles, incluso a medida que se produce este envejecimiento?

¿Qué es tener los niveles de testosterona bajos? La testosterona se mide con un simple análisis de sangre. La mayoría de los hombres adultos sanos tienen niveles de testosterona entre 270 y 1,070 nanogramos por decilitro (ng /dL). 300 ng / dL suele ser el umbral para un diagnóstico bajo de testosterona.

Los niveles de testosterona de un hombre fluctúan durante el día. Los niveles son generalmente más altos alrededor de las 8 de la mañana y más bajos sobre las 9 de la noche. La mayoría de los médicos solicitan las pruebas de testosterona en las primeras horas de la mañana.

Un dato para tener en cuenta es la forma en que se produce la testosterona. La mayor parte se produce en los testículos, pero antes de que eso suceda, las señales de la glándula pituitaria (hipófisis) y el hipotálamo (una parte del cerebro) deben desencadenar esa producción. La glándula pituitaria y el hipotálamo son tan importantes como los testículos.

Ahora, veamos algunas de las razones detrás de la baja testosterona.

Envejecimiento. Para la mayoría de los hombres, los niveles de testosterona comienzan a disminuir alrededor de los 40 años y continúan disminuyendo aproximadamente 1% cada año. Entonces, a los 70 años, los niveles pueden haber disminuido en aproximadamente un 30%. La buena noticia es que, incluso con la caída, las tres cuartas partes de los hombres mayores todavía tienen niveles de testosterona en el rango normal.

Obesidad. Parte de la testosterona de un hombre se convierte naturalmente en estrógeno, una hormona generalmente asociada con las mujeres. Pero los hombres también necesitan estrógenos, especialmente para mantener una densidad ósea saludable. El problema con la obesidad es que la conversión de testosterona a estrógeno ocurre principalmente en las células grasas. Cuantas más células grasas tenga, más testosterona se convertirá en estrógeno, lo que reducirá los niveles de testosterona.

Lesión en los testículos o el escroto. Los testículos lesionados a veces no pueden producir la cantidad de testosterona que un hombre necesita. Curiosamente, las cantidades pueden permanecer estables si solo se lesiona un testículo. El sano aún puede producir suficiente testosterona por sí solo.

Quimioterapia y radioterapia. Estas terapias pueden dañar las células en los testículos que producen testosterona. A veces, los niveles vuelven a la normalidad si las células se recuperan, pero a veces el daño es permanente.

Medicamentos. Los opiáceos, tomados para el dolor y ciertas hormonas pueden causar problemas con la producción de testosterona.

Medicamentos que mejoran el rendimiento (esteroides anabólicos). Los culturistas y los atletas a veces toman esteroides anabólicos con el fin de hacerse más fuertes o rápidos. Pero los medicamentos que mejoran el rendimiento pueden hacer que los testículos se reduzcan y perjudiquen la producción de testosterona. 

Inflamación. Ciertas afecciones y enfermedades, como la sarcoidosis, la histiocitosis, la tuberculosis y el VIH / SIDA pueden afectar la glándula pituitaria y / o el hipotálamo debido a la inflamación.

Infección. Se sabe que las paperas, la meningitis y la sífilis reducen los niveles de testosterona.

Traumatismos craneales y tumores. Estas condiciones también pueden afectar la glándula pituitaria y el hipotálamo.

Demasiado hierro en la sangre (hemocromatosis). Esto puede dañar sus testículos y su glándula pituitaria.

¿Qué podemos hacer para evitar que disminuyan los niveles de testosterona?

  • Mantenerse en forma y saludable es importante por muchas razones y también lo es para su testosterona.
  • Asegúrese de hacer suficiente ejercicio, incluidos ejercicios de resistencia y entrenamiento de fuerza. 
  • Coma una dieta saludable llena de frutas y verduras y alimentos ricos en fibra. 
  • Cuide su ingesta de grasas. 
  • Practique sexo seguro y no abuse de las drogas y el alcohol.
  • Tomar estos pasos puede ayudar a prevenir algunas de las causas de niveles bajos de testosterona, como la obesidad, el cáncer y el VIH / SIDA. Además, mejorará su salud general y su vida sexual. 

 Si tengo niveles bajos de testosterona, ¿debo recibir una terapia de reemplazo hormonal?

Hable con su urólogo, endocrinólogo o andrólogo para estudiarle y valorar el mejor tratamiento. Hay tratamientos sustitutivos de la testosterona muy eficaces.

Dr. François Peinado Ibarra 
Cirujano-Urólogo & Andrólogo
www.doctorpeinado.com

Cerrar menú