Duración del coronavirus-COVID-19 en aerosoles, plástico, acero inoxidable, cobre y cartón

Estabilidad en aerosol y en superficie del SARS-CoV-2 en comparación con el SARS-CoV-1Añade aquí tu texto de cabecera

Aunque no sea objeto de este blog, si leo algunos artículos de relevancia en relación con el COVID-19 publicados en revistas médicas de primer orden, los voy a traducir para que la gente pueda tener acceso a la información. Este artículo expone la presencia del coronavirus en superficies y su duración en las mismas. He retirado la información muy técnica.

Un nuevo coronavirus humano que ahora se llama coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2 (SARS-CoV-2) (antes llamado HCoV- 19) surgió en Wuhan, China, a fines de 2019 y ahora está causando una pandemia. Analizamos la estabilidad en aerosol y en superficie del SARS-CoV-2 y lo comparamos con el SARS-CoV-1, el coronavirus humano más estrechamente relacionado.2

Evaluamos la estabilidad del SARS-CoV-2 y el SARS-CoV-1 en aerosoles y en diversas superficies y estimamos sus tasas de decaimiento utilizando un modelo de regresión bayesiana. Las cepas utilizadas fueron SARS-CoV-2 nCoV-WA1-2020 (MN985325.1) y SARS-CoV-1 Tor2 (AY274119.3). Se generaron aerosoles aéreos (<5 μm) que contenían SARS-CoV-2 (10 5,25 50% de dosis infecciosa de cultivo de tejidos [TCID50] por mililitro) o SARS-CoV-1 (10 6,75-7,00 TCID50 por mililitro) con el uso de un nebulizador de tres chorros de Collison y se introdujeron en un dispositivo Goldberg para crear un ambiente aerosolizado. El inóculo dio lugar a valores de umbral de ciclo entre 20 y 22, similares a los observados en las muestras obtenidas de las vías respiratorias superiores e inferiores de los seres humanos.

Nuestros datos consistieron en 10 condiciones experimentales que involucraban dos virus (SARS-CoV-2 y SARS-CoV-1) en cinco condiciones ambientales (aerosoles, plástico, acero inoxidable, cobre y cartón).

El SARS-CoV-2 se mantuvo viable en aerosoles durante todo el tiempo que duró nuestro experimento (3 horas), con una reducción del título infeccioso de 10 3,5 a 10 2,7 TCID50 por litro de aire. Esta reducción fue similar a la observada con el SARS-CoV-1, de 10 4,3 a 10 3,5 TCID50 por mililitro (Fig. 1A).

El SARS-CoV-2 fue más estable sobre plástico y acero inoxidable en comparación con el cobre y cartón, y se detectó un virus viable hasta 72 horas después de la aplicación a estas superficies (Fig. 1A), aunque el título del virus se redujo enormemente después de 72 horas en el plástico y después de 48 horas en el acero inoxidable.

En el cobre, no se midió ningún SARS-CoV-2 viable después de 4 horas y no se midió ningún SARS-CoV-1 viable después de 8 horas.

En el cartón, no se midió ningún SARS-CoV-2 viable después de 24 horas y no se midió ningún SARS-CoV-1 viable después de 8 horas (Fig. 1A).

Ambos virus tuvieron un declive exponencial en todas las condiciones experimentales a lo largo del tiempo (Fig. 1B). Las vidas medias del SARS-CoV-2 y el SARS-CoV-1 fueron similares en los aerosoles, con estimaciones de medias de aproximadamente 1,1 a 1,2 horas e intervalos del 95% de 0,64 a 2,64 para el SARS-CoV-2 y de 0,78 a 2,43 para el SARS-CoV-1 (Fig. 1C).

Las vidas medias de los dos virus también fueron similares en el caso del cobre. En el cartón, la vida media del SARS-CoV-2 fue más larga que la del SARS-CoV-1.

La mayor viabilidad de ambos virus se dio en el acero inoxidable y el plástico; la vida media estimada del SARS-CoV-2 fue de aproximadamente 5,6 horas en el acero inoxidable y 6,8 horas en el plástico (Fig. 1C). Las diferencias estimadas en las vidas medias de los dos virus fueron pequeñas, excepto las del cartón (Fig. 1C). Los datos fueron notablemente más «ruidosos» (es decir, hubo más variación en el experimento, lo que dio lugar a un error estándar mayor) para el cartón que para otras superficies (Fig. S1 a S5), por lo que aconsejamos precaución en la interpretación de este resultado.

Encontramos que la estabilidad del SARS-CoV-2 era similar a la del SARS-CoV-1 en las circunstancias experimentales probadas. Esto indica que las diferencias en el carácter epidemiológico de estos virus probablemente se deben a otros factores, incluyendo las altas cargas virales en la parte superior de las vías respiratorias y las personas infectadas por el SARS-CoV-2 pueden desprender y transmitir el virus mientras están asintomáticas.  Nuestros resultados indican que la transmisión del SARS-CoV-2 por aerosol y por fómites es plausible, ya que el virus puede volver a ser viable e infeccioso en aerosoles durante horas y en superficies de hasta días (dependiendo del inóculo que se desprenda). Estos hallazgos se hacen eco de los del SARS-CoV-1, en el que estas formas de transmisión se asociaron con la propagación nosocomial y diseminación, y proporcionan información para los esfuerzos de mitigación de la pandemia.

RESUMEN:

La vida media del virus por superficie (resumiendo las dos cepas) es:

  1. Aire: 1 hora aproximadamente (algunas cepas son viables hasta 2-3h, de ahí la importancia de pasar con FPP2 si se pasa a las habitaciones de un paciente infectado donde se generan aerosoles, o esperar ese tiempo para hacerlo con mascarilla quirúrgica)
  2. Plástico: Hasta 8 horas (cuidado con las bandejas de cocina y otros enseres del paciente en la habitación)
  3. Acero inoxidable: Hasta 6 horas
  4. Cobre: Hasta 2 horas
  5. Cartón: Hasta 4 horas

-Los virus son más estables en plástico y acero inoxidable que en cobre y cartón (es mejor usar loza que desechables en la cocina, ya lo hacemos)

-En plástico y en acero inoxidable hay virus viable hasta 72 horas después del aerosol. A partir de las 72 horas se reduce la infectividad.

-En cobre no se hay virus viable después de 8 horas.

-En el cartón/papel no hay virus viable después de 24 horas (útil por si se precisa alguna documentación)

-Los resultados indican que la transmisión de aerosoles y fómites es plausible, ya que el virus puede permanecer viable e infeccioso en aerosoles durante horas y en superficies hasta días (dependiendo del inóculo).

La limpieza y lavado de manos es decisiva para evitar la transmisión del virus.

Siguiente entradaLeer más artículos