Disfunción Eréctil traido Dr. Peinado

Disfunción Eréctil.

Hablar sobre los problemas de erección puede ser incómodo para usted, pero si sufre de problemas para lograr o mantener una erección, usted tiene buenas razones para hablar con un médico. Los problemas de erección no sólo interfieren con su vida sexual, también pueden ser un síntoma de otros problemas de salud.

Los problemas de erección pueden ser un síntoma de que sus vasos sanguíneos están obstruidos, o de que ha sufrido daño en los nervios a causa de la diabetes. Si usted no consulta a su médico, no recibirá tratamiento para estos problemas y su salud podrá verse afectada.

La disfunción eréctil es un problema médico. En el pasado, a los problemas de erección se los denominaba “impotencia”. Ahora el término más común es “disfunción eréctil”.

El médico puede ofrecerle varios tratamientos para la disfunción eréctil. Para muchos hombres, el tratamiento es tan sencillo como tomar una pastilla. Otros hombres tienen que probar dos o tres opciones antes de encontrar el tratamiento que les da resultado. No se dé por vencido si el primer tratamiento no le da resultado. Hay que encontrar el tratamiento adecuado para usted.

Fisiología de la Erección.

Las hormonas, los vasos sanguíneos, los nervios y los músculos deben trabajar en conjunto para producir una erección. La erección comienza cuando el cerebro envía señales nerviosas al pene, en respuesta a una estimulación sexual. Algunas posibles causas de la estimulación sexual son:

  • caricias
  • cosas que ve o escucha
  • pensamientos o deseos sexuales

La erección comienza cuando el cerebro envía señales nerviosas al pene.
Las señales nerviosas llevan a que se relajen los músculos del pene. Esto permite que la sangre fluya dentro del tejido esponjoso en el pene. La sangre se acumula en este tejido como agua que llena una esponja. El pene se agranda y se vuelve más firme, como un globo inflado. Luego, las venas se cierran para evitar que la sangre salga del pene.

Después del orgasmo, o cuando termina la excitación sexual, las venas vuelven a abrirse y la sangre sale y fluye nuevamente hacia el cuerpo.

Para lograr una erección se necesitan vasos sanguíneos sanos.

Causas de la Disfunción Eréctil o Problemas de Erección.

Distintas afecciones pueden dar lugar a la disfunción eréctil. La mayoría de estas afecciones son problemas de salud que afectan al corazón y los vasos sanguíneos y que requieren tratamiento médico, a fin de ayudar a prevenir problemas de salud más graves.

  • la presión arterial alta
  • el colesterol elevado
  • la diabetes

Los hábitos nocivos también pueden contribuir a la disfunción eréctil. Todo lo que es malo para su corazón también es malo para su salud sexual.

  • el consumo abusivo de drogas y alcohol
  • fumar
  • comer en exceso
  • la falta de ejercicio

El daño a los nervios por varias causas puede interferir con las señales nerviosas que producen una erección.

  • lesión de la medula espinal
  • tratamientos para el cáncer de próstata, inclusive la radioterapia y la cirugía de extirpación de próstata
  • la esclerosis múltiple y otras enfermedades que afectan al sistema nervioso

Algunos medicamentos por prescripción médica, como algunos antidepresivos o medicamentos para la presión arterial alta, pueden causar disfunción eréctil. Su médico puede cambiar su tratamiento con medicamentos. Nunca deje de tomar un medicamento que le fue recetado sin hablar primero con su médico.

Una pequeña cantidad de casos de disfunción eréctil son causados por un nivel reducido de la hormona masculina llamada testosterona.

Los médicos solían pensar que la mayoría de los casos de disfunción eréctil eran problemas mentales o emocionales. Ahora sabemos que la mayoría de los casos tiene una causa física. Sin embargo, la depresión, las preocupaciones o la ansiedad también pueden causar problemas de erección. Del mismo modo, la disfunción eréctil por causas físicas puede llevar a la depresión y la preocupación, empeorando la disfunción eréctil.

No se debe suponer que la disfunción eréctil es parte del proceso normal de envejecimiento. Es muy probable que la causa sea otra.

Antecedentes médicos de la Disfunción Eréctil.

El médico le hará preguntas generales sobre su salud. También le hará preguntas específicas sobre sus problemas de erección y la relación con su pareja. Lleve un listado de todos los medicamentos que toma o lleve los medicamentos para mostrárselos al médico. Informe al médico sobre cualquier cirugía a la que se haya sometido.

El médico le hará preguntas sobre sus hábitos, tales como el consumo de alcohol, si fuma o no y el ejercicio físico que realiza.

Puede que el médico le haga otras preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cual diría usted es su nivel de confianza en cuanto a lograr y mantener una erección?
  • Cuando logra erecciones mediante estimulación sexual, ¿con qué frecuencia son lo suficientemente duras como para la penetración?
  • Durante las relaciones sexuales, ¿con qué frecuencia puede mantener su erección luego de haber penetrado a su pareja?
  • Cuando intenta mantener relaciones sexuales, ¿con qué frecuencia son satisfactorias para usted?
  • ¿Cómo calificaría su nivel de deseo sexual?
  • ¿Con qué frecuencia puede llegar a tener un orgasmo y eyacular?
  • ¿Tiene una erección al despertar en la mañana?

Las respuestas a estas preguntas ayudarán a su médico a comprender el problema.

Examen físico para la Disfunción Eréctil.

Un examen físico puede ayudar al médico a encontrar la causa de su disfunción eréctil.
Como parte del examen, el médico examinará sus testículos y su pene, tomará su presión arterial y examinará cómo están sus reflejos. Le extraerá una muestra de sangre para analizar si tiene diabetes, su nivel de colesterol y otras afecciones que puedan estar relacionadas con los problemas de erección o impotencia.

Tratamiento para la Disfunción Eréctil.

El médico puede ofrecerle una serie de tratamientos para la disfunción eréctil. Puede que usted desee hablar con su pareja sobre qué tratamiento puede ser mejor para los dos. La mayoría de las personas desean el tratamiento más sencillo posible. Tal vez necesite intentar varios tratamientos antes de encontrar el que le dé el mejor resultado.

  • Cambios de estilo de vida
    Para algunos hombres hacer más ejercicio, dejar de fumar, bajar de peso y reducir el consumo de alcohol, puede resolver los problemas de erección.
  • Asesoramiento
    Si bien la mayoría de los casos de disfunción eréctil tiene una causa física, el asesoramiento puede ayudar a las parejas a manejar los efectos emocionales. Algunas parejas descubren que el asesoramiento contribuye al tratamiento médico, al fortalecer su relación de pareja.
  • Medicamentos ingeridos por vía oral
    Desde 1998, los médicos tienen la opción de recetar una pastilla para tratar los problemas de erección. Las marcas actuales son Viagra, Levitra y Cialis. Si su estado de salud general es bueno, su médico puede recetarle uno de estos medicamentos. Si toma nitratos, un tipo de medicamentos para el corazón, no debe tomar ninguna de las pastillas que se recetan para la disfunción eréctil. Todas estas pastillas funcionan aumentando el flujo sanguíneo hacia el pene. No causan erecciones automáticas. Hable con el médico acerca de cuándo tomar la pastilla. Puede que necesite experimentar para descubrir cuándo surte efecto.
    Aunque tomar la pastilla posiblemente resuelva su problema de erección, también debería prestar atención a los demás problemas de salud identificados como posibles causas de su disfunción eréctil.
  • Inyecciones
    Tomar una pastilla no da resultado para todos. Muchos hombres usan medicamentos que se administran directamente en el pene. Caverject se inyecta en el cuerpo del pene con una aguja. Estos medicamentos normalmente provocan una erección en minutos. Estos medicamentos pueden tener mucho éxito, incluso si otros tratamientos fracasan.
  • Dispositivo de vacío
    Otra forma de producir una erección es utilizar un tubo de vacío especialmente diseñado. El pene se introduce en el tubo, que se conecta a una bomba. A medida que se bombea el aire hacia afuera del tubo, la sangre fluye hacia el pene y lo agranda. Entonces, se desplaza un anillo elástico especialmente diseñado desde el final del tubo hacia la base del pene, para evitar que la sangre vuelva a salir.
    Cuando se bombea el aire fuera del tubo, la sangre fluye hacia el pene y produce una erección.

Cuando las demás opciones fracasan, algunos hombres necesitan cirugía para tratar la disfunción eréctil.

Cerrar menú