Cremalleras y Pene

Las cremalleras son la causa más frecuente de traumatismo peneano

Cremalleras y Pene

Las cremalleras son la causa más frecuente de traumatismo peneano en los adultos de los Estados Unidos, con una estimación  de 2.000 casos cada año, según una presentación realizada en el Congreso Anual de la American Urological Association de 2016.

El fenómeno incluso tiene su propio acrónimo  “ZIRPI”, por sus siglas en inglés o lesión del pene relacionada con el zipper (cremallera en inglés) y fue descrito por primera vez en la revista JAMA en 1936. Los factores de riesgo para ZIRPI son ser menor de 18 años y tener un pene no circuncidado o insuficientemente circuncidado; además, la práctica de no usar ropa interior puede estar elevando su frecuencia.

A pesar de que las cremalleras son comunes hoy en día, su aceptación fue lenta. Hace casi 100 años, el ingeniero sueco-estadounidense Gedeón Sundback obtuvo una patente en los Estados Unidos por sus mejoras en los corchetes utilizados para el calzado. La invención pasó desapercibida hasta que la empresa B.F. Goodrich puso el nuevo mecanismo en chanclos de goma en 1923. En ese momento se le denominó de acuerdo a su “atrayente nombre onomatopéyico” zíper.

Durante la siguiente década, las cremalleras estuvieron reservadas para el calzado y las bolsas de tabaco.  Las cosas cambiaron drásticamente a mediados de la década de 1930, cuando la realeza británica empezó a vestir pantalones con cremallera y entonces se pusieron de moda.

El principal traumatismo que se produce es el atrapamiento de la piel del prepucio entre los dientes de la cremallera y el deslizador y todavía sigue siendo la causa más frecuente de lesión prepucial en niños. El tratamiento consiste en cortar justo por encima del atrapamiento con un corta-alambres o una cizalla. Según el grado de lesión de la piel, se debe realizar una pequeña reparación quirúrgica.

Más información  Pene

Cerrar menú