Bulos en medicina

Si usted tiene un problema de salud, acude a un médico que se encuentra en un centro de salud u hospital. Ese profesional le prescribe una serie de pruebas diagnósticas y en función de los resultados, le pone un tratamiento acorde a su enfermedad.

La mayoría de los especialistas disponemos de guías que resumen el mejor y más avanzado conocimiento de la medicina en el momento actual. Por lo general, utilizamos las guías de las Asociaciones Europeas y de las Asociaciones Americanas de cada especialidad para dar nuestros diagnósticos y tratamientos. Cada año, estas guías se actualizan y los médicos, asistimos periódicamente a congresos y reuniones para discutir nuestras pautas de actuación y describir los últimos descubrimientos en las patologías que nos interesan.

Nuestra profesión nos obliga a estudiar mucho, a estar actualizado y a asistir periódicamente a Reuniones que se realizan por todo el planeta. Al final, todos los médicos de cualquier país del mundo compartimos, en esencia, la misma información.

En cirugía, se sigue el mismo proceso, aunque todavía sigue siendo muy importante la experiencia y trayectoria del cirujano. No es lo mismo haber operado a 15 pacientes que a 300; la cirugía nos va enseñando, paciente tras paciente, caminos que todavía los libros no pueden reflejar. Por ello, en nuestros congresos, destacados cirujanos con largas trayectorias nos ofrecen los consejos sobre lo que hay que hacer y todavía más importante sobre lo que no deberíamos hacer o tener cuidado.

Cada vez circulan más bulos sobre tratamientos milagrosos en muchas enfermedades, grupos en contra de las vacunas o en relación con mi especialidad, soluciones maravillosas para la disfunción eréctil, a modo de ejemplo. En medicina, no todo es tan fácil. Todavía nos quedan infinitas cosas por descubrir. Desconfíe de los tratamientos rápidos, sencillos y sin efectos secundarios. Tenga sentido común.

Dr. François Peinado
Urólogo y Andrólogo

Cerrar menú