Baja Prescripción de Ejercicio Físico

Baja-Prescripción-De-Ejercicio-Físico

La cantidad de personas sedentarias sigue creciendo a pesar de todas las campañas a favor de realizar ejercicio para disminuir las preocupantes cifras de obesidad, diabetes y cardiopatías en la población.

Además, la mayoría de los médicos no prescriben ejercicio a sus pacientes, principalmente por la falta de tiempo en consulta, puesto que educar sobre hábitos de vida saludable requiere dedicación y seguimiento a largo plazo.

Con nuestras consultas saturadas y las largas listas de espera, la prioridad es tratar la hipertensión, la glucosa elevada, las enfermedades respiratorias, etc. Además, nuestros consejos caen en saco roto dado que el paciente, muchas veces, tarda en volver meses. Debería ejercerse un control periódico y preguntar en consulta cuánto han caminado, lo que han adelgazado o la disminución del perímetro abdominal, que al no medirse periódicamente, el paciente no lo controla y tiende a no percibir los cambios. Además, se da la paradoja que un 40% de los médicos de atención primaria y un 36% de los estudiantes de medicina no cumplen los requisitos mínimos de actividad física según las guías de actividad física de los EEUU.

También resulta muy difícil persuadir a los pacientes  de que el ejercicio es más efectivo que la medicación en muchas enfermedades como  tras la recuperación de un accidente cerebro vascular,  la prevención de la diabetes o el tratamiento del dolor de espalda bajo.

Los pacientes con sobrepeso tienen una probabilidad de hacer ejercicio 5 veces mayores si su médico les aconseja hacerlo. Caminar 20 minutos con el móvil apagado mejorará su presión arterial, humor, nivel de estrés, pulso y niveles de azúcar. El ejercicio moderado es medicina pero hay que educar a los pacientes sobre la forma de hacerlo. No lo dude, salga a caminar todos los días.

Cerrar menú